Reconozcámoslo limpiar los cristales es una de esas tareas que a priori pueden resultar sencillas de hacer, tanto en nuestro hogar como en nuestro alojamiento turístico, pero que levante la mano a quien le hayan quedado 100% bien a la primera. Y es que muchas veces, no suele quedar: algún resto del líquido que echamos, algo así como una película grasienta que se nota y mucho; alguna que otra pelusilla del trapo; o por que no decirlo, manchas y borrones por doquier.

Así que, sí, es difícil limpiar los cristales, en especial si no tienes ni idea de como dejarlos PERFECTOS; y en mayúsculas. Por suerte, aquí estamos nosotros para ayudarte con esta guía y algún que otro consejillo que esperamos te sean de ayuda. No obstante, si no tienes tiempo o sencillamente no te apetece ponerte a limpiarlos tú, puedes comprar el servicio con un solo click y dejárnoslo a nosotros, así de sencillo.

Lo principal, utilizar productos 100% Eco. Es una tontería, pero pasito a pasito ayudamos a cuidar el medioambiente. Ojo, y no sólo eso, sino que también ayudamos a nuestros pulmones a dejar de respirar tanto producto tóxico. Piénsalo. ¿Cuántas veces te has metido en el cuarto de baño a limpiar y al final has tenido que salir a respirar?

¿Qué necesitas?

  • Una bayeta de microfibra

  • Un pequeño cubo o similar para echar agua

  • Un poquito de vinagre / limón o jabón detergente neutro ECO. Es decir, algún tipo de agente tensioactivo que nos ayude a eliminar la suciedad y desinfectar correctamente. Para una correcta desinfección podríamos utilizar algo de aceite de árbol del té, es muy bueno y con unas gotitas basta. El, pero, es su precio, ya que es bastante carillo en comparación con otros productos. Antes era más difícil de encontrar, ya que para ello deberíamos acudir a algún herbolario, sin embargo, ahora basta con acudir al Mercadona por ejemplo

¿Cómo lo hacemos?

  • Vierte agua templada en el cubo que vamos a utilizar

  • Añade unas gotas de: detergente, vinagre, limón o cualquier otro desinfectante que vaya a utilizar. Importante, no mezclar nunca ningún elemento, por si las moscas.

  • Coge la bayeta de microfibra y humedécela con suavidad en la mezcla que hemos elaborado

  • Pasa la bayeta de forma suave y ordenada por la superficie a limpiar

  • La bayeta dejará un rastro de humedad que se irá secando conforme pase el tiempo

Como ves es una tarea sencilla, aunque requiere de cierta maña para dejarlos perfectos, especialmente si se trata de un alojamiento turístico, debemos hacerlo prácticamente con cada limpieza debido al uso que se hace de los espejos o ventanas. Recuerda que siempre puedes comprar dicho servicio con nosotros con tan sólo hacer un click y seguir el proceso de compra en nuestro sistema.

Solicita presupuesto gratis
¿Tienes un cupón?