Cada vez son más los alojamientos turísticos que hay en nuestras ciudades, bien Viviendas vacacionales o Viviendas de uso turístico. Por supuesto algunas de ellas con licencia y otras por desgracia sin licencia de Turismo.

Yo, por ejemplo, me he servido de mi propia experiencia en mi ciudad, Gijón. Es una ciudad turística, aunque un poco verde. Digamos que aún ha iniciado sus pasos. Hace unos años cuando empezaba a sonar Airbnb, habría 4-5 viviendas registradas en el portal, en cambio ahora ya son más de 300. Así que yo como anfitrión me pregunté ¿Qué es lo que hace diferente a mi alojamiento turístico sobre lo demás?

Es complicado que te elijan a ti por encima de los demás y, generalmente va asociado a la calidad de la vivienda, unas buenas fotos, decoración, ubicación, precio y temporada; sin dudas los alicientes perfectos. Pero, realmente ¿podríamos hacer algo más? Es decir, ¿podríamos aplicar alguna técnica de marketing a nuestro VV o VUT? La respuesta es, SÍ.

Antes de nada, lo más importantes a la hora de aplicar cualquier estrategia, sobre todo en Redes sociales, es entender que la gente busca algo mas que un alojamiento; busca experiencias increíbles. Por ejemplo, imagina aquella pareja que ha decidido celebrar su aniversario en tu ciudad, un fin de semana maravilloso donde verán el musical de sus sueños, cenaran en un maravilloso restaurante y lo pasaran además en tu alojamiento turístico. Sumarles pequeños detalles que puedan estar en tu mano, harán un complemento que jamás olvidaran y que repetirán seguro. Eso sí, si las cosas salen mal: la limpieza es un desastre, la comunicación contigo como anfitrión es nula; créeme que el comentario será muy negativo y tú, como el o la responsable de tan fatídico fin de semana. Con todo ello quiero decir, que hay que cuidar muy mucho la experiencia del usuario, no solo te han elegido para tener un colchón donde dormir.

  • Redes sociales: sin duda la mejor, Instagram y Pinterest, aunque sin olvidarnos de Facebook, donde hay que estar si o sí. Ten en cuenta que buscan algo muy visual y en las dos primeras podrán encontrarlo. Hazte un perfil con el nombre de tu alojamiento y adelante, sube fotos de tu vivienda o de aquellas cosas de tu ciudad que hagan una combinación perfecta: zonas maravillosas, restaurantes, zonas de salir de marcha… Y por que no, promociones, ofertas, packs… Todo lo que se te ocurra, eso sí, cuidando la imagen de vivienda.

  • Utiliza el posicionamiento SEO, quizás te suene un poco a “chino”, pero si buscas en Google encontraras más información. Crea una página web, algo sencillito como WordPress. No es necesario que inviertas más de 5,00€ al mes. Habilita un motor de reservas o un formulario de contacto, tarifas, fotos… Y lo más importante, un blog. Escribe sobre cualquier cosa que creas que le pueda interesar a tu público y emplea para ello palabras clave como “alojamiento turístico en Madrid” “vivienda vacacional en Barcelona” … Así, cada vez que busquen en Google alguna de esas palabras clave, en los resultados aparecerá tu página web. Poquito a poco, lleva su tiempo, pero funciona muy bien.

  • Invierte en publicidad. Si ya tienes página web, Google Adwords no es mala opción. Y si tienes perfil en Facebook puedes crear algún anuncio y publicitarlo en Facebook e Instagram por muy poco dinero.

  • Por último, crea un libro de visitas online o en tu propio alojamiento: un lugar donde los inquilinos puedan dejar su teléfono o email y así enviarles con su expreso consentimiento alguna promo vía Whatsapp o Mailing, por ejemplo.

Y si todo esto te ha parecido demasiado complicado, no lo creas, hay profesionales que podemos ayudarte con ello. Te invitamos a ver este post donde te decimos por que deberías subcontratar los servicios de tu alojamiento turístico.

Solicita presupuesto gratis
¿Tienes un cupón?