Es uno de los elementos que nunca faltan en nuestras cocinas, pero ¿a qué no sabías que también se puede usar en limpieza? Vamos con algunos tips que te pueden ayudar:

  • Utiliza sal grueso para eliminar restos de grasa o quemadura en ollas. Echa abundante sal gruesa por la superficie y frota hasta eliminar los restos negros. Veras como desaparecen rápidamente.
  • Elimina olores en la nevera. Aplica la sal por el interior del refrigerador durante unos minutos, antes de retirar con agua. Veras como absorbe el mal olor.
  • Limpia las manchas de vino en algunos tejidos. Tan sencillo como aplicar la sal, frotar y a continuación frotar y, magia.

Seguro que hay muchos más trucos. ¿Te atreves a compartirlos con nostros? Déjanos un comentario y lo unimos al hilo.


Deja un comentario

Solicita presupuesto gratis
¿Tienes un cupón?